Un mes en China: Nuestro itinerario

China, Beijing, Temple of heaven

China, Beijing, Temple of heaven

 

Un mes en China no fue suficiente, se nos paso el tiempo rapidísimo, cada día queríamos ver más, adentrarnos más en sus montañas, aprender más palabras, probar más comidas, conocer más personas. Desafortunadamente la estampa en nuestro pasaporte decía que solo podíamos quedarnos 30 días, y aunque no fueron suficientes, nos bastaron para enamorarnos de este país, para darnos cuenta de que su fama de país pobre y peligroso es injusta y para prometernos volver pronto para seguir disfrutando de tan hermoso lugar.

En China vimos a solas el atardecer más hermoso, en una sección de la muralla en donde por 7km no vimos a absolutamente a nadie más, recorrimos templos con mas de 800 años de historia, vimos palacios que sobrevivieron guerras, invasiones, fuegos y revoluciones, caminamos por las hermosas calles y jardines de la llamada Venecia de Oriente, visitamos un lago que por su belleza ha servido como inspiración para las leyendas e historias de amor que aún hoy en día hacen vibrar a las adolescentes chinas, escalamos las montañas que han inspirado a directores de cine a inventarse mundos fuera de este planeta, vimos una ciudad con casas de madera construidas sobre pilotes en un rio rodeado por montañas en donde se viaja 500 años atrás en el tiempo y se puede ver la China tradicional que inspira y enamora, escalamos montañas que fueron modeladas como terrazas de arroz hace 700 años y que aún se utilizan hoy en día por los campesinos de la zona, y finalmente visitamos el pueblo mas acogedor entre las los paisajes kársticos mas espectaculares de todo Asia.

Beijing

China, Forbidden city Llegamos a Beijing y teníamos planeado quedarnos 4 días, pero terminamos quedándonos una semana. Nos encantó todo en esta ciudad, su historia, sus monumentos, sus palacios, su muralla, su comida, su gente, su ritmo, sus Hutongs, todo.

 

 

 

Shanghai

China, Shanghai, ArchitecturePensamos que era parada obligatoria, quería visitar la ciudad en donde se desarrolla la historia de “El Palanquin de las lagrimas” el libro que estaba leyendo antes y durante el viaje, en el que se cuenta la historia de un china que vivía en Shanghai en los tiempos de Mao y la revolución cultural. Sorprende esta ciudad, por sus contrastes e impresionantes edificios. Nos abre los ojos para darnos cuenta de que oriente es mucho más de lo que creemos en nuestro lado del mundo.

 

 

Suzhou

China, Suzhou, river

Fue un intento de escapar de la locura de Shanghai. Una linda ciudad con un centro histórico lleno de canales y jardines que muchos llaman “la Venecia del este”. Digo intento de escapar, porque cometimos el error de ir el fin de semana y parece que un millón de chinos tuvieron la misma idea. En todo caso fue fácil escapar y encontrarle el lado tranquilo y autentico.

 

 

Hangzhou

China, Hangzhuo, lakeEs la ciudad de las historias de amor chinas. Dicen que las niñas crecen leyendo los cuentos y leyendas románticas que tienen lugar en el lago del Oeste, la mayor atracción de la ciudad, y aunque nos tocó un día triste y nublado, entendimos de donde sacan la inspiración los escritores y poetas para crear sus historias.

 

 

Zhangjiajie – Wulingyuan

China, Zhangjiajie, Mountains

Es una parte del mundo que parece fuera de este mundo. Aparentemente es lo mismo que pensó James Cameron ya que de aquí se sacaron las imágenes para su película Avatar. Pero más que eso, es un lugar que te quita el aliento, con sus montañas de formas extrañas y sus brumas misteriosas necesitas los 4 días que te dura el boleto de entrada para que los ojos se acostumbren a tanta belleza.

 

 

Fenghuan

China, Fenghuan, HousesLa ciudad de los olores fuertes. A esta ciudad llegamos por curiosidad, nadie habla de ella, nadie la ha hecho famosa, pero al ver por casualidad una sola foto de ella sabíamos que teníamos que ir. Mantiene su estilo antiguo y original, con sus casas de madera sobre el rio, sus pollos y pescados aun vivos en los restaurantes, y absolutamente nadie que hable ingles, fuimos los únicos occidentales durante nuestros días allí y nos encantó.

 

 

Guilin

China, Guilin, Rice TerracesEra el lugar al que más ganas tenía de ir. Siempre que pensaba en China me imaginaba un paisaje con montañas karsticas y el río fluyendo a través de ellas, y esto es exactamente lo que fuimos a buscar a Guilin, aunque nos equivocamos llegando a la ciudad principal, aprovechamos para visitar otros lugares, como las terrazas de arroz de Longji.

 

 

Xingping

China, Xingping Mountains¡Xingping fue nuestro lugar favorito de todo el viaje! Acá si que encontramos el paisaje que buscábamos, las montañas mas elegantes y la ciudad más tranquila y amable, y conocimos un montón de amigos que nunca vamos a olvidar. Una ciudad que nadie nos recomendó, pero que estamos muy felices de haber encontrado sin planearlo.

 

 

Cruzar a Hong Kong en tren

Hong Kong, Train signLo más fácil fue tomar un tren desde la estación de tren de Yangshuo (que realmente queda más cerca a Xingping) hasta Guangzhou, conectar con otro tren para Shenzhen y cruzar la frontera a Hong Kong caminando.

 

 

 

Hong Kong

Hong Kong, SkylineUn mundo totalmente diferente. Una parte de China que es todo lo opuesto de China.

Publicado en China, Viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.